Cómo conservar el bronceado

por Antonio Felipe

 

 Es normal, porque luego podemos presumir de dos cosas: de bronceado ¡y de las vacaciones que hemos tenido! Pero la piel es delicada y, para conservar el color tras horas de crema solar y sol, hay que tener en cuenta algunos consejos y cuidados.

Lo más importante para no perder ese bronceado que tanto trabajo nos ha costado es hidratar bien nuestra piel. Una buena hidratación de nuestra piel es la garantía de conservación de nuestro saludable nuevo color.

También hay que tener en cuenta la alimentación, ¡somos lo que comemos! Y para conseguir y mantener un buen bronceado, los mejores alimentos son aquellos ricos en betacarotenos, como la papaya, las zanahorias, los tomates, la sandía… Se pueden preparar ricos y refrescantes batidos para ayudar a realzar el moreno de tu piel. Os proponemos algunos:

Batido de zanahoria y tomate: necesitarás dos zanahorias peladas y dos tomates sin piel ni semillas. Se puede servir con miel si te gusta dulce, y con hielo picado.

Licuado de zanahoria: necesitarás cuatro zanahorias peladas, zumo de limón o naranja y una manzana. Con hielo picado, ideal para el verano. ¡Delicioso!

Batido de zanahoria y miel: necesitarás diez zanahorias peladas en tiras y cinco cucharadas de miel. Se hierve en un cazo hasta eliminar toda el agua y, cuando esté frío, se licua con un poco de zumo de naranja. ¡Riquísimo!

Ahora sólo tenéis que venir a la piscina del Camping Marjal y conseguir ese bonito y veraniego bronceado. ¡Os esperamos!

 

Imagen con licencia Creative Commons del álbum en Flickr de Raúl Fotografía.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas >