Consejos caravana, ¿cómo la preparamos para el invierno?

por Antonio Felipe

Viajar en caravana en invierno es tan bonito y divertido como en primavera o en verano: los paisajes nevados, la niebla sobre las montañas o los ríos que bajan cargados de agua. Pasar unos días al aire libre y en medio de la naturaleza os llenará de energía a toda la familia. Las vehículos de hoy en día, además, están perfectamente adaptados para soportar bajas temperaturas y protegeros del frío. Solo tenéis que atender a estos consejos para caravanas que se enfrentarán a condiciones climatológicas adversas.

A la hora de planificar un viaje en caravana en invierno, es importante que tengáis en cuenta una serie de recomendaciones adicionales para evitar que las condiciones climatológicas os estropeen la excursión. La nieve, el frío o el viento son factores a tener en cuenta a la hora de revisar y adecuar el vehículo.

Blog Marjal (6).jpg

Tened en cuenta estos consejos para caravana si vais a viajar en invierno:

Controlad los depósitos de agua

Si la temperatura del exterior está por debajo de los cero grados, es poco probable que se hiele la instalación de agua si la estamos utilizando. Sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de precauciones al dejar el vehículo estacionado.

  • Vaciar la instalación a través del grifo de vaciado.

  • Vaciar el agua que quede en el depósito y en el inodoro.

  • No añadir productos anticongelantes al agua, ya que pierde su potabilidad.

Esto lo haremos para evitar que los conductos se congelen y que la presión del hielo pueda provocar roturas en los mismos.

Utilizad gas propano

El butano puede gasificarse ante las temperaturas inferiores a cero grados. Por tanto, utilizad siempre gas propano. Las botellas se venden en los mismos puntos y las mismas dimensiones que las bombonas domésticas. Intentad también llevar una bombona de repuesto.

Blog Marjal (10).jpg

Preparad la calefacción

Un consejo para caravana importante en invierno es evitar que se acumule nieve en el techo, dado que puede taponar la salida de humo de la calefacción. Si se prevén nevadas fuertes, siempre podéis montar una prolongación para evitar que ésta quede cubierta de nieve. Antes de encenderla, comprobad que no hay obstrucción y que la toma exterior (que está debajo) también está libre de ramas, hojas u otros objetos que pudieran dificultar la entrada de aire.

Si la caravana es más antigua y no incorpora sistema calefacción, llevaros un calefactor pequeño que os permita caldear la estancia y no pasar frío. Existen de diferentes tipos y los más recomendados son los de aceite o los de gas.

Vigilad que la instalación eléctrica no se moje

Esta es una norma que se aplica a cualquier época del año, aunque es especialmente importante durante el invierno. Basta con controlar que las conexiones exteriores no se mojan y que las baterías se mantienen cargadas.

Cuidad del exterior de la caravana

El viento, la nieve, el frío… azotarán con fuerza el exterior de la caravana. Por eso es importante que le prestéis unos cuidados especiales en esta época. En primer lugar, evitad que se acumule una gran cantidad de nieve en el techo para que no soporte demasiada carga. Después, lubricad las cerraduras exteriores y bisagras para que el agua o la humedad no penetren y se congelen. Si se prevén heladas nocturnas, poned cinta aislante en los agujeros de las llaves.

Asegurad el avance

Si utilizáis un avance especial para nieve, podéis estar tranquilos, ya que está preparado para soportar nevadas. Sin embargo, si el vuestro es normal, es aconsejable que uses tubos de refuerzo, patas y largueros para aumentar la capacidad de resistencia.

En el caso de que el viento sople con fuerza, tanto en el avance normal como en el de nieve, emplead una cincha contravientos para mantener la parte delantera sujeta al suelo con seguridad.

Blog Marjal (8).jpg

Circulad con precaución

Si las condiciones climatológicas son especialmente adversas, reducid la velocidad y prestad atención a la carretera. Si está lloviendo o nevando, comprobad que no penetra agua por los respiraderos del frigorífico o por otra posible fisura. Además, distribuid bien la carga del vehículo para mejorar su estabilidad.

Con estos consejos para caravana estaréis preparados para una excursión invernal. Veréis cómo esta época del año se convierte en una de vuestras favoritas para acampar al aire libre.

Después, al volver, es importante que tengáis en cuenta el mantenimiento de la caravana después de un viaje. De esta manera, vuestro vehículo se conservará en perfecto estado hasta la próxima aventura.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas >